DUCATI MONSTER, 20TH ANNIVERSARY

20 años con la Monster

Si hace 20 años, apuestas a doble o nada con el Sr. Galluzzi, que aquello que hizo con el “pompone” de Ducati y el chasis de las 888/851 iba a ser el mayor éxito comercial de la marca de Borgo Pannigale, seguro que habría sopesado la apuesta. Y es que los 20 años de éxito de la Monster sobrepasan cualquier previsión realista de aquella época y de hoy en día.


 Cuando mencionas el nombre Monster a cualquier motorista, sabrá rápidamente de que estás hablando, es como si mencionas un 911 de Porsche o las Sportster de Harley Davidson, todo el mundo se hace una idea mental del objeto del que estás hablando. Parece fácil, pero ni el mismo Galluzzi fue capaz de repetir su éxito pocos años después con la Raptor de Cagiva, no es que el argentino se hubiera quedado sin magia suficiente para diseñar otra gran moto, no, es que modelos como este, sobrepasan con creces las expectativas. Con la Monster, en 1993, se daba el pistoletazo de salida a un nuevo concepto de moto, las naked deportivas, que gracias a las restricciones legislativas sobre límites de velocidad de la mayoría de los países del mundo civilizado, ha conseguido desplazar gradualmente a las intocables supersport de los top ventas.


Menos es más.
Como os comentábamos anteriormente, el diseño  primigenio de la monster se basó en el uso del chasis de las superbikes de los 80, la 851 y triple 8, y el archiconocido motor de dos válvulas por cilindro y refrigeración líquida de la casa. Además de esto: un manillar plano, un depósito de gasolina de líneas redondeadas y un asiento biplaza, bastante escueto como para que agradase a una acompañante un poco exigente… y nada más.


Ese encanto desnudo, que dejaba a la vista el chasis multitubular de acero pintado en bronce y el bicilíndrico desmodrómico de 900cc rápidamente atrajo a  multitud de admiradores, gente como el piloto de Formula-1 Ayrton Senna o la diseñadora americana Donna Karan se dejaban fotografiar con el monstruo boloñés. Esto, junto a un tacto típicamente Ducati, pero con las ventajas de prescindir de los exigentes semimanilares, la convirtió en todo un best-seller.


La revolución tranquila.
Solo, tras 15 años de vida, Ducati se atrevió a tocar a su gallina de los huevos de oro. Como si no se lo creyeran demasiado, lanzaban en 2008 al mercado la Monster 696. Se empezaba a cambiar la familia por el modelo más “humilde”, rápidamente llegaron voces en contra: el chasis había pasado a ser un mixto, con secciones en aluminio y otras multitubulares; además se había cambiado el faro…¡¡¡ya no era redondo!!!


Estos y otros, fueron algunos de los reproches lanzados por los más ortodoxos seguidores de la naked italiana, pero el tiempo lo cura todo y pone a cada cual en su sitio, y esta evolución, además de estética, llegaba para corregir algunos males endémicos del modelo, como la falta de tacto en el tren delantero. Ducati lo había conseguido, había renovado su modelo de entrada y el que le llenaba la hucha, sin perder ni un ápice de cuota de mercado.


Modelos, 20 Anniversary.
Como no podía ser de otra manera, Ducati ha decidido presentar para el 2013, tres modelos aniversario, uno por cada cilindrada, aprovechando el Intermot de Munich, ahora que son un poquito más alemanes, gracias a la compra por parte de Audi.


Las versiones “20 Anniversary” de las 696, 796 y 1100EVO, tienen como características distintivas: su color rojo con el logotipo de 1986, el de la era Castiglioni, en el depósito de gasolina; su chasis, en el que el enrejado de acero esta pintado en bronce, todo un guiño a las Ducati de los 90; sus pinzas de freno en dorado, recordando las míticas Brembo “Serie Oro”; su basculante teñido de gris; sus retrovisores redondos, todo un exceso retro, y el soporte del grupo óptico, que va cromado.


En resumen cuatro detalles, no hay sitio para hacer más, recuerda que es una naked, pero que seguro van a convencer a más de un devoto de la marca a comprarla y porqué no, a algún nuevo admirador de la marca Romagnola, que pasará a formar parte de la gran familia, más de 250.000 motos vendidas, de los poseedores de la NAKED… si, con mayúsculas… ¡Feliz cumpleaños Monster!